¿Cómo trabajan los implantes dentales en tu boca?

 

¿Te han dicho que necesitarás implantes dentales? Pero ¿quieres saber cómo funcionan exactamente? Bueno ¡presta atención! A continuación, te lo mostraremos.

¿Cómo funcionan?

Los implantes dentales funcionan porque se fusionan con tu hueso mandibular, lo que logra un soporte muy sólido y estable para los dientes artificiales que se colocarán encima.

De esta forma, las prótesis no los puentes se deslizan ni se corren en tu boca, lo cual es ideal al momento de masticar y hablar.

¿En qué se diferencian las prótesis y puentes del implan dental?

Las prótesis y los puentes ordinarios provocan incomodidad en los pacientes porque causan irritaciones, en ocasiones tienen bordes demasiado estrechos o pueden producirte nauseas.

Como si fuera poco, los puentes tradicionales tienen que sujetarse de tus dientes, a ambos lados del espacio que esté vacío. Nada de esto ocurre con los implantes dentales.

¿Qué necesitas para tener un implante?

Para poder que el implante tenga una buena recepción deberás tener encías sanas y un hueso adecuado para que actúen y soporten el implante. Lo más importante es que, después de revisar que todo esto esté adecuado, enseñarte a mantenerlo así.

Para eso, deberás tener una higiene bucal muy meticulosa y realizar visitas regulares a tu odontólogo.

¿Y el seguro médico?

Pues la mayoría de las aseguradoras suelen cubrir los costos de los implantes, aunque te advertimos que son de los métodos más costosos de piezas dentales y pueden que haya aseguradoras que opten por sólo pagar el 10% del total.

Tipos de implantes.

Según la ADA o Asociación Dental Americana, existen dos tipos de implantes para tus dientes: los endostiales y los subperiosteales.

El primero (el endostial) son aquellos que se realizan a través de una implantación quirúrgica directamente sobre los huesos maxilares. Luego de que el tejido circundante haya cicatrizado, deberás haber otra cirugía para conectar un poste en el implante original.

Una vez haya pasado todo esto, se coloca el diente artificial (o varios) sobre el poste y todo habrá terminado.

En torno al segundo (subperiosteal), el cual no es otra cosa que una suerte de montura que se ubica sobre los huesos maxilares justo por debajo de la encía y es la propia cicatrización de las encías la que fija la montura al hueso maxilar.

Y hemos llegado al final, y si tienes alguna otra duda lo mejor que puedes hacer es ingresar en implantes en zaragoza.