Operacion bikini

Como todos los años ya vamos tarde con la operación bikini. Es irremediable saltarse un poco la dieta y además venimos arrastrando algún kilillo de más desde las Navidades, y es que esta todo tan bueno que es irremediable picar un poco de mas en determinadas fechas, en Navidad entre las cenas y las comidas familiares, los polvorones y el turrón estamos apañados, en Semana Santa comemos torrijas como si no hubiera un mañana y aun así, cuando llega junio queremos que el bikini nos quede como el año anterior.

Es entonces cuando nos entran las prisas por quitarnos esos kilos  que nos vienen acompañando ya algunos meses y que no queremos llevar siempre con nosotras por lo que empezamos con una rutina un poco más dura en el gimnasio. Estamos más tiempo y nos forzamos un poco más y es por esto que acabamos con los temidos dolores musculares. Menos mal que contamos siempre con www.valdepenasfisiosalud.com. Ya podemos dejar de preocuparnos por los dolores, en la clínica nos realizaran los masajes necesarios y la terapias o tratamientos adecuados para olvidarnos de una vez por todas de los dolores.

Da igual ser hombre o mujer, a todos nos importa mucho nuestro aspecto físico y procuramos cuidarnos manteniendo una vida saludable, con una alimentación variada y equilibrada y con una rutina de actividad física adecuada a nuestro estilo de vida. Es por esto último que a veces necesitamos ayuda para aliviar las tensiones y los dolores que nos pueden llegar. Es fácil pasar de correr dos kilómetros a tres, es fácil entrenar media hora más al día sin apenas darse cuenta y es por esto que el cuerpo en ocasiones nos avisa de que estamos sobre esforzándolo y nos encontramos con lesiones que nos producen malestar y dolores insoportables.

Todo en su medida es bueno, lo mal es cuando nos obsesionamos con algo de tal manera que hasta ponemos en riesgo nuestra salud. No cabe duda de que el deporte es bueno para todos, pero siempre sabiendo cómo movernos, que clase de ejercicios nos vienen bien y las capacidades que tenemos cada uno. No todos podemos hacer las mismas cosas, por este motivo siempre es bueno dejarse aconsejar por el monitor del gimnasio y en el caso de sufrir alguna lesión es imprescindible acudir de una manera inmediata a la clínica de fisioterapia para que nos ayuden a  clamar el dolor.