Siniestro total

Un coche es siniestro total, cuando después de un accidente el valor de su arreglo seria más alto que el valor del vehículo en sí. Se considera que un coche es siniestro también cuando ha sido víctima de un robo, si no aparece o cuando aparece lo hace destrozado o con daños demasiado grandes y graves, si tu coche se incendia también se considera un siniestro total y por supuesto si tras un accidente el coche queda inutilizable.

Estos coches suelen acabar en los desguaces, si quieres puedes pinchar aquí para más información.

A mí me robaron el coche hace unos años, de la puerta de casa, algo increíble pero pasó. Apareció a la semana, destrozado y abandonado en un descampado a las afueras, solo les quedó prenderle fuego. Le sacaron hasta los asientos, lo grafitearon, le robaron los neumáticos y los espejos retrovisores, destrozaron la carrocería y lo dejaron hecho una verdadera pena. Y ¿sabéis lo que pasó? ¡Qué arranco! Algo impensable en las condiciones en las que se encontraba, increíble pero cierto, así que la compañía aseguradora no lo declaró siniestro total, solo fue víctima de vandalismo por lo que no me indemnizaron al cien por cien por esta causa. Solo me dieron el setenta y cinco por ciento del valor, por lo que lo arreglaron, sí, pero a regañadientes. No me pareció justo, casi que me dieron ganas de quemarlo a mí. La verdad es que hay que estar atento a las letras pequeñas y a las clausulas que firmamos, y si no mirar las hipotecas.

Así que si te roban el coche, reza por qué no aparezca, porque si aparece como arranque, estás perdido, encima te va a costar a ti el dinero dejar el coche en las mismas condiciones que estaba. Si cae un rayo y le pilla a tu coche si te dan el cien por cien, yo conozco a uno que le salió el coche ardiendo, estaba aparcado y empezó a arder, por combustión espontanea dijeron los del seguro, este sí que fue siniestro total, pero vamos que el mío estaba en las peores condiciones que se puede encontrar un coche. Así que si no es siniestro total, ya sabes que te van a dar lo que corresponda a la reparación, y en algunos casos ni eso. Aprendemos de esto que quien hace la ley hace la trampa y siempre perdemos los de a pie.