Todo avanza a pasos agigantados

Basta con echar un vistazo a páginas como tudesguace.com para comprobar lo rápido que nos hemos acostumbrado a los cambios que nos ha causado ser consumidores habituales de las redes sociales y de las páginas que nos ofrece la red. Cualquier cosa que busques la tienes en dos sencillos pasos, encontrar lo que buscas y comprarlo, así sin esfuerzo por tu parte, solo con un clic en tu ordenador o con una afirmación en tu teléfono móvil pasa a ser cliente de algún negocio que tiene su tienda online.

Tan fácil como eso es comprar en un desguace la pieza o el recambio que necesitas, en una farmacia las cremas de tu mujer que sabes que te vas a ahorrar un pico, o en una tienda de cosmética los perfumes para los regalos de navidad, además obtendrás un mejor precio por el producto que quieres comprar. Las ventajas de comprar por internet son varias, aunque también hay que tener en cuenta que como en todos sitios hay personas desalmadas que buscan engañar y lucrarse con algún negocio no del todo legal. Hay páginas engañosas que ofrecen un producto, lo compras pensando que has realizado una buena compra, y lo recibes en casa al cabo de algún tiempo, para tu asombro lo que te llega a casa no tiene nada que ver con el producto que tu habías visto hace unos días y por el que pagaste un precio razonable, hay de todo, tamaños que no concuerdan con el ofertado, telas que no tienen nada que ver con lo que parecía o materiales que ni de lejos se acercan a lo que tu habías esperado, en estos casos nada mas puedes hacer que lamentarte durante unos días y rezar para que no te vuelva a pasar.

Lo mejor para no ser víctima de estos engaños es procurar comprar en tiendas reconocidas o con buenas críticas, o en aquellas en las que algún conocido ya haya comprado para asegurarte del éxito de la operación. Por suerte son más las páginas de calidad que las engañosas así que comprar por internet cada vez es más fiable y seguro, los métodos de pago también son mucho más seguros ahora que hace unos años, ahora es muy difícil ser víctima de una estafa o de una clonación de datos porque después de que haya pasado en alguna ocasión, se han tomado medidas drásticas para acabar con eso.